Batalla de flores de Laredo - Cantabria

La Batalla de Flores es la fiesta más popular e importante de la localidad cántabra de Laredo y tiene lugar el último viernes de agosto desde el año 1908.
 
Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional desde 2011 su celebración marca simbólicamente el fin de la temporada turística, constituyendo así mismo el colofón del período estival que con la llegada de visitantes en estos días ve multiplicada por diez la población de la villa.
 
El evento consiste en un desfile de carrozas cuyos armazones se adornan con flores y pétalos naturales, formando motivos alegóricos que constituyen verdaderas creaciones artísticas realizadas por los artesanos locales cuya calidad sorprende cada año a vecinos y visitantes.
 
Pese a que el evento se condensa en un solo día, el de la celebración del desfile, la preparación de la Batalla de Flores se prolonga durante meses. Si el acondicionamiento de los campos para las flores –cultivadas en su mayor parte por los propios carrocistas en prados próximos al núcleo de Laredo- la plantación de éstas, su cuidado y recogida se inicia a comienzos del invierno y se extiende a lo largo de la primavera hasta la víspera de la fiesta, el proceso de diseño, concepción, elaboración y rematado de las carrozas se desarrolla durante todo el verano, hasta el mismo momento del inicio del desfile.
 
Proceso que alcanza su culminación durante la noche mágica, expresión con que se conoce la víspera de la fiesta. Durante ese día y a lo largo de toda la noche, hasta el mismo momento de entrar en el circuito , las cuadrillas de carrocistas –decenas de personas por cada grupo, implicando directa o indirectamente a la mayor parte de los vecinos de Laredo en la Batalla, desde hace generaciones- se afanan por culminar sus alegorías, ensamblando las figuras y cubriendo todo el conjunto con miles de flores y pétalos, en una auténtica carrera contra el reloj.
 
Todo ello para que los visitantes que acuden desde localidades de toda la región y desde provincias de toda la geografía nacional disfruten de un evento eminentemente artístico, único por su vistosidad, elegancia y distinción.